domingo, 6 de abril de 2014

Villalobos y su miopía sobre el Pueblo Mapuche.



Al escuchar los argumentos del historiador Sergio Villalobos en un debate con el Intendente Huenchumilla, en el cual hablaba que los mapuche no son mapuche, que estaba bien que le quitaran las tierras, que los bolsones de atrasos son defectos ancestrales, que su base documental le hacen concluir que los mapuche son flojos y que el relato constante de sus fuentes históricas dicen que son borrachos. Me recordé de un viejo dicho “No hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Al ver sus declaraciones estimé conveniente respetar su edad, pues una de las bases morales de nuestro pueblo es respetar a los ancianos, por lo que no resaltaré tanto su miopía sobre el pueblo Mapuche, a pesar de lo vejatorio de su actuar al reírse del pueblo Mapuche, pero sabemos en quien abunda la risa. Inclusive había llegado a concordar con algunos sobre su vuelo intelectual, pero hizo esfuerzos tremendos para demostrar que me equivoqué.

Pero apuntando al tema fundamental, ¿Cuál es la identidad y pertinencia étnica de Chile?, importante, porque de aquí nace el alma del pueblo que se traduce en amor a la patria. Algunos dicen que es ser hijos de chileno, otros que es la mezcla entre españoles y negros, españoles y Mapuche o Aymará, Huilliche o Pehunche, etc., pues la verdad es que Chile no tiene definida su identidad, porque el pequeño grupo de alcurnia que libertó Chile, creó el Estado primero y después la nación, y la crearon de acuerdo a lo que a ellos les parecía y lo que a ellos les parecía no tiene nada que ver con Chile. Los pueblos originarios no tienen ese problema porque sabemos muy bien de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Espero tener más adelante la oportunidad de comprender cómo uno de los más ilustres historiadores de Chile ha comprendido tan imperfectamente los acontecimientos de nuestra gran nación Mapuche, tal vez es porque nunca se ha detenido a estudiar el alma del pueblo mapuche y su estudio solo ha tomado el método descriptivo de los naturalistas, pero entre los fenómenos que éstos estudian las fuerzas morales no figuran para nada, y son precisamente estas fuerzas las que constituyen el verdadero móvil de la historia. Nuestros mismos actos conscientes derivan de una base que encierra innumerables residuos de antepasados que constituyen el alma del pueblo mapuche.

Los actos y dichos del historiador pueden parecer perfectos, pero al parecer el cerebro no toma parte en ellos, más bien habla siguiendo el azar de sus impulsos emocionales y si se aceptan sus descripciones como exactas, los fenómenos que describe son inexplicables, y así se puede desprende claramente que es necesario considerar sus libros de historia como obras de pura imaginación. Son relaciones fantásticas de hechos mal observados, acompañados de investigaciones hechas solo sobre un punto de vista y solo de algunos escritores, por lo que el observador naturalista debería llegar a la conclusión que leer sus libros es perder el tiempo. Aunque existen historiadores marxistas que apoyan su tesis, lo que demuestra que la miopía cruza el espectro político, en efecto, su amor político no es el culpable, es él.

Asegura que el pueblo mapuche murió bajo la asimilación de una sociedad domínate, nuevamente se equivoca, porque nuestro modo de vida y conducta no corresponde a un sometimiento a la dominación, sino a una adaptación a este nuevo contexto evolucionando la estrategia para salir de esta condición. En palabras de Le Bon los gobiernos son producto de la raza. Los pueblos no son gobernados como lo quisieran sus caprichos de momento, si no como lo exige su carácter. Y desde este punto de vista el pueblo mapuche no se puede someter porque no tiene un gobierno producto de él, y los caprichos de un Estado dominante no pueden moldear su carácter heredado de siglos de antepasados. No son los gobiernos sino el carácter de los pueblos quien guía sus destinos, y nuestro destino aún no se alcanza.

Concluyo que tal vez desconozca que las ideas de los pueblos originarios son hijas de su pasado vivido y no contado por terceros y que son madres del porvenir, que diversas y continuas experiencias no han conseguido aún quebrantar el alma de nuestro pueblo, en vano el historiador ha intentado probar lo absurdo de ella, porque hemos demostrado que tenemos nuestras propias ideas, sentimientos y costumbres, que no se pueden quebrantar con la redacción de códigos, para que se vaya entendiendo la génesis del asunto.

lunes, 17 de marzo de 2014

El Desafío del Pueblo Mapuche, superar la segregación política.



Recordaba cuando Roma invadió Israel nombro a Herodes como Rey, era de su confianza para asegurar la paz o mantener tranquilo a los judíos, estrategia que otros gobiernos han implementado.  

Es necesario reconocer al primer Intendente de Origen Mapuche en la región de la Araucanía, lo que tiene que ver con ciertas características positivas en la persona de Francisco Huenchumilla, al mismo tiempo se valora la buena intención de las declaraciones de la autoridad designada frente a la situación Mapuche, especialmente las que tienen relación al trabajo mediático de los fiscales en que parecen opinólogos, como lo indica, es de alta importancia el llamado a la seriedad, así también lo relacionado con las forestales y la deuda histórica del Estado y la declaración de buena intención de pedir perdón. 
 
Esto, sin duda, es un acto valiente y recto, así también cuesta ver el brutal acto de discriminación y falta de reconocimiento del gobierno, de un Estado, que llega al punto que un descendiente de las víctimas Mapuche asesinadas durante la mal llamada pacificación de la Araucanía, pide perdón en nombre del Estado que asesino a sus ancestros, una víctima por herencia pide perdón en nombre de los que mataron a sus ancestros, y en nombre de un Estado que no lo reconoce legalmente como originario de una de las primeras naciones de Chile.

Este acto es de una violencia brutal, por qué el perdón debe pedirlo el representante de Chile a quien el país mandato democráticamente para conducir los destinos de sus ciudadanos, en efecto, es la presidenta de Chile quien tiene la responsabilidad ética y política de pedir perdón a todo un pueblo que ha sufrido un intento de exterminio y asimilación dentro de los cuales se encuentran funcionarios públicos de origen mapuche como Huenchumilla. Debe ser una de las primeras veces en la historia que una víctima pide perdón en nombre del victimario, seria procedente en último caso que la víctima perdone al victimario, es decir, que perdone al Estado que causo daño a sus antepasados.

Por ejemplo, es imposible imaginar que un funcionario del Estado Alemán de origen judío, hoy día, pida perdón en nombre de Alemania por todos los judíos que mató bajo la mano de Hitler, no le corresponde ese papel y sería de una violencia brutal, por que un representante de un pueblo hebreo que fue víctima ¿qué perdón va pedir?, pedir perdón por ser víctima y trabajador en el Estado que intento exterminar a su pueblo, no cuadra esta figura. Lo que es cuerdo es que Alemania pida perdón a sus funcionarios públicos judíos y a la nación judía por los males ocasionados y llamarlos a la unión.

En materia de declaraciones de buena voluntad el pueblo Mapuche lleva más de 500 años escuchándolas, basta con ver los acuerdos y discursos de distintos personeros de gobierno, lo que el pueblo necesita son acciones concretas y reales, el camino al infierno esta pavimentado de buenas intenciones. Son las acciones las que te salvan, por lo tanto, en cuanto a las forestales lo que se necesita es que el Estado deje de subvencionar a forestal Mininco y forestal Arauco, es decir, Angellini y Mate, ya que mediante las subvenciones del DL 701 han traspasado más de 538 millones de dólares desde 1976 al 2011, ergo, dos familias muy pobres, Angellini y Mate, han recibido más bonos del Estado que todas las madres chilenas del bono marzo y más que las cientos de familias beneficiarias de la política de compra de tierras desde el 1993 a la fecha, eso sin olvidar que dos forestales tiene 10 veces más tierras que todo el pueblo mapuche del Bio bio al sur. Y que las forestales paguen el impuesto territorial que deben a Chile que supera los 40 mil millones de pesos, que las forestales se hagan cargo del déficit hídrico que tienen en la región y dejen de cargárselos a las municipalidades, que asuman su condición de generadoras de pobreza y comiencen a combatirla ya mucho han ganado a costa de empobrecer a la gente, ya que está comprobado que las 10 comunas más pobres son las comunas con más plantaciones forestales y que se revise la extensión por 20 años más del DL 701. Si no partimos con esto, estamos solo maquillando la situación.

En cuanto a la situación política debe poner en práctica la ratificación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, los artículos 38, 39, 41, 42 y 43 son ilustrativos, así como la Declaración y el Programa de Acción de Viena, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, señalan taxativamente el derecho a la libre determinación, estas son acciones concretas no declaraciones de buena voluntad y si este gobierno no parte por aquí quiere decir que viene nuevamente con la idea de más aspirinas y lo que necesitamos aquí es cirugía mayor.

Es claro que Leftraru no aceptó los cargos que el gobernador de Chile Pedro de Valdivia le ofreció, renunció a ellos y se unió a su pueblo para combatir, lo mismo hizo Pelantaro con el gobernador de Chile Oñez de Loyola y el mestizo Alejo, si ellos estuvieran aquí hoy, ¿aceptarían un cargo del gobernador de Chile?, si no lo hicieron cuando los mataban a todo momento en estado de guerra, menos lo harían ahora, pues antes de medirnos con ellos o creernos ellos tenemos que saldar la deuda histórica que nosotros tenemos con todos nuestros antepasados y eso es más que palabras, debemos hacer lo imposible por ser lo que debemos ser y dejar de pensar en lo que no fuimos.

domingo, 2 de marzo de 2014

Diferencia entre Independencia y Autonomía.


Independencia para un Estado es que no depende de otro. La independencia se distingue de la autonomía en que esta última es un régimen de descentralización del poder, en el cual, ciertos territorios o comunidades integrantes de un país gozan de algunas facultades ejecutivas, legislativas y judiciales, en ciertas materias, que quedan así fuera del alcance del gobierno central. En efecto, autodeterminación es la condición en que los pueblos determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural sin injerencias externas, es una nueva relación entre pueblos indígenas y Estado.

Recordaba esto a raíz de la respuesta que el presidente de Chile dio al presidente de Venezuela: ElDinamo 18 de febrero del presente: “Chile respeta la autodeterminación de los pueblos como principio fundamental”... y continua diciendo “Todos los países que hemos suscrito la Convención Americana de Derechos Humanos... estamos comprometidos con la promoción, defensa y protección de la democracia, del estado de derecho y de las libertades fundamentales, incluyendo la libertad de expresión, de información, de opinión y la libertad de manifestación”.

Pero del dicho al hecho hay mucho trecho, en cuanto a que Chile respeta la auto-determinación de los pueblos, en este caso ni siquiera la reconoce, menos la va a respetar. Lo que se traduce en violación de tratados internacionales ya que el territorio y libre determinación de los pueblos indígenas se encuentra consagrada en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, los artículos 38, 39, 41, 42 y 43 son ilustrativos al respecto, así como la Declaración y el Programa de Acción de Viena, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, señalan taxativamente el derecho a la libre determinación.

Tampoco respeta la Convencion Americana sobre Derechos Humanos que establece por ejemplo el principio de inocencia, es el artículos violado sucesivamente por los fiscales que sin un juicio declaran culpables por la prensa, como es el caso de Daniel Melinao a quien sentenciaron los fiscales en los medios de asesinar a un carabinero, lo cual era falso por que Melinao era inocente y fue absuelto por el tribunal.

El presidente Piñera le decía a Bolivia el 13 de mayo de 2013 en 24 horas: En el respeto a los tratados se basa la paz”, Claro que sí, por lo tanto no podrá haber paz mientras Chile no respete los tratados internacionales, como así también los tratados firmados con el pueblo Mapuche, como el Tratado de Tapihue, por ejemplo, firmado el 1 de enero de 1825 bajo el gobierno de Ramón Freire y Mariluan representando al pueblo Nación Mapuche. Dicho tratado reconoce a una nación vecina, su autonomía y libre determinación, así lo expresa el articulo 18 y 30.

La solución no necesita más fuerza pública, ni más fiscales, ni más infiltrados, ni más encarcelados o muertos, es mucho más fácil, necesitan “respetar los tratados” más allá del discurso, menos mal el presidente de Bolivia y Venezuela no sabían sobre las violaciones a los tratado por parte de Chile, sino la respuesta habría sido demasiado aplastante para el presidente de Chile, a lo menos le habría dicho que no sea mentiroso.

sábado, 1 de marzo de 2014

Discurso del Toqui General Pelantaro de Purén.


En el butacoyag, gran asamblea. Pelantaro de Puren frente a todos los lonco y toqui, como héroe y líder da un discurso increíble. Algo que de sólo leerlo me llena de orgullo no solo por ser de Purén, sino por la sangre guerrera que corre por mis venas y por saber que nuestra sangre estuvo ahí ese día.


Este discurso es relatado por el sacerdote Juan Barba, que fue prisionero y posteriormente amigo de los mapuche.


El vencedor de Curalaba se adelanta rengueando hasta quedar entre Catilebo y Guaiquimilla, sus nuevos aliados, cuyas cabezas sobresalen a los costados de la suya, Pelantaro levanta su lanza, la agita y comienza pausadamente su discurso. Uno a uno saluda ceremoniosamente por sus nombres a los régulos de los butalmapus que han acudido a su llamado y hace votos por la salud de los padres y hermanos, hijos, parientes, animales, mujeres, de sus invitados de honor.


La elocuencia de la melodiosa del generalísimo se remonta a los orígenes de la raza, de cuando en estas tierras, dicen, la culebra Cai-Cai hacía ascender las aguas y la culebra Treng-Treng invitaba a los mapuches a que subieran a su cerro, y los que eran cogidos por el diluvio se transformaban en peces y unos se salvaba cubriéndose la cabeza con cantaritos de madera y decían "Kai-Kai", y otros, dicen, respondían "Treng-Treng". Pelantaro mima la caída de las gotas con movimiento suave de los dedos de sus manos pequeñas, y sus labios gruesos, ondulados, emiten la música acuosa de la lluvia, y su diestra asesta la puñalada certera del sacrificio que salvaba a los mapuches que bajaban a poblar estos valles cuando las aguas se iban retirando, y eso sucedía hacía muchísimo tiempo, porque los mapuches eran hijos y amos de la tierra desde antes que existiera la memoria, y en los bosques, obedeciendo los dictados del admapu, aprendieron a tratar a las plantas como a hermanas menores, porque son puras y no huelen mal ni necesitan bañarse como los mapuches, sólo despiden fragancia, y cuando las golpeamos no pueden defenderse, pero si las tratamos con cariño curan nuestras enfermedades y nos dan alimento, vigas y paja para nuestras rucas, leña para nuestros fogones, varas para nuestras armas, y por eso los mapuches esperan, para comerlas o preparar con ellas su chicha, a que las frutas estén maduras, y los árboles nos las entregan con agradecimiento para que llevemos lejos las semillas y de ellas broten nuevos vástagos, y cuando tenemos necesidad de cortar un árbol viejo plantamos un arbolito joven en su lugar, y si es frutal plantamos dos, y enseñamos a nuestros hijos a que respeten las flores, porque tienen vida, y a cortar sólo las que estén abiertas y a punto de caer, y aprendieron también nuestros antepasados, y nos lo enseñaron a nosotros, que los animales eran igualmente hermanos nuestros, y por eso comprendemos sus voces y por sus miradas adivinamos si están tristes, enfermos, cansados y admiramos sus costumbres, porque los machos no abusan de las hembras y las hembras no aceptan al macho cuando están preñadas, y tienen sus crías en primavera cuando el bosque recupera su fuerza, y los animales no beben chicha aunque estén muriendo de sed, ni comen trapi ni nada de lo que no deben comer aunque padezcan hambre, y en eso son mejores que los mapuches, y no se hacen malones unos a otros y sólo se matan para devorarse por necesidad, y no atacan si no son atacados, y nos dan su carne, su sangre, su lana, su sebo, su leche, sus huesos y, desde que los winkas los trajeron a esta tierra, los caballos también son amigos nuestros y nos transportan de un lado a otro y el buey tira de nuestros arados, por eso los mapuches, siguiendo la enseñanza del admapu, nunca golpeamos a los animales sin motivo, ni matamos a la hembra que pueda tener crías ni comemos la carne de un animal en celo, y si hemos de matar a un animal para comerlo, lo aturdimos con la macana antes de desangrarlo, y por eso los animales saben que somos sus peñis y no huyen de nosotros y se acercan a servirnos, y cuando bajaron las aguas, los primeros mapuches aprendieron también a construir sus rucas a orillas de los ríos, a conocer las vertientes secretas de las quebradas, a cavar fosos profundos y a ser amigos del agua y a cuidarla y mantenerla siempre limpia.


Así había seguido la vida hasta que después de tantísimas generaciones habían traído un día la noticia, dicen, dijeron "entró donde los picunches un malón que ataca a los rehues que encuentra a su paso y deja tolderías de mitimaes, unos hombres que no hablan el mapudungun". Entonces, dicen, los mapuches reunieron un ejército para defender la tierra, y marcharon a esperar al malón a orillas del Maule y allí rodearon de noche el campamento de los guerreros que capitaneaba el primo del inca Huáscar, y por la mañana cayeron como peucos sobre los soldados venidos del Cuzco y sus guías picunches flechando alanceando a muchos, y entonces el Maule se tiñó de rojo con la sangre de los que pelearon y murieron ahí, ¿acaso así no fue?, y nunca antes las aguas del río habían tenido ese color, y entonces la tierra sosegada quedó, hasta que un día, dicen, de la cordillera bajaron los choroyes en un ventarrón verde que eclipsaba el sol y anunciaba "vienen más". Nuestros antepasados, dicen, enviaron de nuevo a sus huerquenes a que fueran a preguntar, y a ver, y esta vez los adivinos dijeron "malos sucesos, muchos sufrimientos habrá", y entonces los toquis y ulmenes y loncos se habían reunido en un butacoyag como éste y los discursos duraron varios días, y después de mucho canto, baile, comilona y borrachera, y también rogativas al Nguenechén que todo lo gobierna, marcharon a esperar a los intrusos allí donde se unían el Ñuble y el Itata, y en Reinogüelén habían visto a los increíbles guerreros que venían recubiertos de una piel bruñida que las flechas no lograban atravesar, y hubo estupor, parálisis, hasta miedo hubo, y los conas habrían huido, dicen, si los loncos no se hubieran atravesado en su camino. "Haremos frente a esos winkas", dijeron los toquis, y entonces por primera vez los mapuches combatieron a campo descubierto contra los guerreros de barbas malolientes que el viracocha Almagro había enviado a reconocer la tierra, y la batalla fue recia, dicen, y nuestras abuelas tuvieron que llorar a muchos muertos, mas a pesar de los sorprendentes hueques incas que traían a los extranjeros en sus lomos y a pesar de sus perros casi tan grandes como el puma, y a pesar del trueno aterrador de sus armas, nuestros conas, acometiendo a pie a los invasores en filas ordenadas con sus flechas y lanzas, mataron a dos winkas y a varios caballos, y quedaron en el campo muchos enemigos y animales heridos, dicen, y su apo, el capitán Gómez de Alvarado, tuvo que huir con sus jinetes bajo una nubada de flechas y la tormenta de relámpagos y rayos que Pillán envió para ayudar a los guerreros de la tierra.


Diez Años más tarde los mapuche también habían esperado en armas a Valdivia, el nuevo virachocha, a orillas del Bíobío, y entonces dos mil conas cruzaron de noche las aguas a nado y se arrojaron sobre los españoles en el momento en que construían sus balsas. Los winkas se iban retirando y los nuestros volvieron a caer sobre ellos en Andalién, entre las lagunas, en la oscuridad dicen, y esta vez los mapuche ya sabían como oponer a los caballos un muro de lanzas y derribarlos con un golpe de macana en la frente, y por primera vez el apo Valdivia tuvo que echar pie a tierra y estuvo a punto de perder la vida, y en cuatro escuadrones nuestros conas lo atacaron más tarde en el fuerte de Penco, pero entonces, dicen, aparecieron unos moscones azules y los espíritus abandonaron a nuestros antepasados, y una estrella cayó en el campo de batalla y los winkas aprovecharon el presagio que paralizaba a los mapuche para penetrar en sus filas y matar a muchos, y cogieron a cuatrocientos conas prisioneros y Valdivia dijo, dicen, "cortadles a todos la mano derecha y las narices y soltadles para que su pueblo se aterre y se someta", pero no fue ese el resultado, porque al recibir a sus peñis mutilados los mapuche, dicen, dijeron "bajo estos amos sólo sufrimientos tendremos, y si la tierra debe regarse con sangre, más vale que también corra la sangre de los winkas". Los fuertes y ciudades se iban clavando entonces como espinas en la tierra pero la raza no se rendía, y muchos, dijeron, dicen, "dejémonos tomar prisioneros para conocer por dentro los campamentos de estos españoles, sus animales y las armas que les dan su poderío y descubrir las flaquezas de los winkas para derrotarlos", y nuestros antepasados también dijeron "esta vez hemos de formar un ejército mucho más poderoso, con nuevas armas y capaz de combatir con nuevas mañas", y en Arauco, al pie del peñón que forma un escudo de roca, los enfurecidos loncos reunidos en el nuevo butacoyag habían elegido al más fuerte, al más astuto, al más valiente, a Caupolicán, y la flecha ensangrentada había recorrido la tierra, dicen, y desde todos los rincones los guerreros se pusieron en marcha y caminaron por los faldeos de las montañas, los valles, las playas, los bosques, hasta reunirse, impacientes, allí donde los ñidoltoqui los había convocado, y fieros fueron los combates, e igual que hacen ahora, los winkas, dicen, prendieron fuego a la selva amiga de los mapuche, y Caupolicán, traicionado, recibió en Cañete la muerte cruel, pero Lautaro llevó a sus hermanos a nuevas victorias y el invicto Valdivia pagó con su vida los dolores que había causado, y Lautaro organizó la caballería y a varios winkas prisioneros les dejó la vida, dicen, a cambio de una pareja de mastines españoles, porque los mapuche también necesitaban perros grandes en las batallas, y vinieron después otros winka y nacieron otros toqui y otros lonco, y a muchas mujeres las sacaron de sus rucas por la fuerza, y a muchos niños, y muchas cosechas quedaron en el campo sin que hubiera nadie para recogerlas, y muchos murieron de hambre y de enfermedades nuevas que los winkas traían en grandes botijas, y muchísimos mapuche fueron llevados a morir en los lavaderos de oro, y Lautaron había caído, y a Galvarino le cortaron las manos, pero de la memoria de los mapuche no se había borrado el recuerdo de los valientes, y así fue, y otra vez hoy la tierra se levanta.


¡Inche ta Pelantaru! (¡yo soy Pelantaro!)
Yo soy el vencedor de Curalaba, yo derroté al gran Loyola y la cabeza del viracocha que aquí yace a mis pies ha recorrido nuestros cuatro butalmapu, a los que hoy se agregan los peñi del Huillichenmapu que han venido a este butacoyag desde las tierras de más adelante. Esperaremos el momento propicio y juntando nuestras fuerzas formaremos entonces el malón más grande que jamás haya recorrido la tierra, y nos pondremos en marcha lentamente y quitaremos a los españoles sus caballos, los despojaremos de sus ganados, quemaremos sus estancias y no bastarán al rey de España todos los hombres que pueda enviar para salvar los fuertes y ciudades que hoy les estamos arrebatando, y al vencer a los valientes y feroces guerreros españoles más lucirá el valor de los mapuche, que a nadie enorgullece derrotar al débil, y así castigaremos para siempre su soberbia, doblegaremos su altivez, pondremos fin a su codicia y a sus abusos y conseguiremos la verdadera paz. ¡Que vengan a servirnos los arrogantes hombres de Castilla que a nuestras mujeres e hijas nos quintaban, y lleguen a nuestras rucas mansamente sus entonadas chiñuras cubiertas de quipam como las nuestras a hacernos chicha y a engendrar hijos para nosotros! Así ha de ser.


Pelantaro no se ha ido aún sigue hablándonos y animando cada batalla que damos por nuestro pueblo, nos acaba de decir que nadie se enorgullece de derrotar al débil, debemos escucharlo, aprender de el, tomar en las manos nuestra responsabilidad y saldar nuestra deuda histórica con nuestros antepasado, enfrentar el desafío, vencer al opresor y derrotar la injusticia con la fuerza de la razón y el poder de nuestra ideas.


Con afecto para mis amigos un trozo de nuestra memoria histórica.
Diego Ancalao Gavilán.

domingo, 23 de febrero de 2014

La Paradoja de la Justicia, El injusto juicio del Machy.




En la Araucanía encarcelan mapuche bajo el nombre de la justicia, vemos en la prensa como condenan a la hoguera, hoy vimos el linchamiento del Machy Celestino Córdova, bajamos la mira hacia el piso, vimos la tristeza en la mirada de los hermanos y peor aun vimos la vergüenza en los ojos de un pueblo, ¿cual fue el crimen del mapuche para que lo condenaran sin un juicio justo en una neblina de mentiras?, ¿fue un ladrón, un asesino?, o solo un mapuche, un campesino. Y mientras lo condenaban injustamente, alguien se acordó si tenia hijos y familia que lo estarían esperando en su ruka. Quienes somos para quedarnos sin hacer nada, la ley no hizo nada, más que dejarnos la duda ¿por qué condenan?. Los abogados querellantes y fiscales dicen que nada que erosione la ley puede ser moral y justo, pero la ley no gobierna en este sur racista, no cuando al mapuche se le niegan sus derechos, se nos niega un techo o nos rechazan en los hospitales, no cuando se les acribilla en los tribunales, san Agustín dijo una ley injusta no es una ley, significa que tenemos el derecho o el deber de resistir, con violencia o desobediencia civil y deberían agradecer que el Mapuche eligió la segunda opción, la no violencia.

Al escuchar una radio independiente de verdad, dando a conocer solo la opinión del Seremi de Justicia de la región de los Lagos, sin escuchar la versión de los acusados. El señor seremi decía "que es una vergüenza que acusen los mapuche un juicio político, que era una falta de respeto para la familia de las víctimas", que eso ya estaba comprobado, ya que, habían encontrado al machy de negro y con una bala en el cuerpo, que con eso no había nada más que decir y que la sentencia de los tribunales era clara.

Entonces, que hayan encontrado al machy a 10 minutos del incidente con una bala en el cuerpo dañando su pulmón, en donde esa bala, según tres peritajes, no corresponde a las armas del fallecido Luschinger, surge al menos la duda de quién le disparo entonces al machy, y si Celestino estaba herido ¿cómo avanzo más que un deportista de medio fondo hasta el lugar que lo encontraron? y por último, si los predios de al rededor estaban resguardados por carabineros ¿cómo se demoraron tanto en llegar al lugar de los hechos, si en menos de cinco minutos llegaban?. Entonces ¿qué esta pasando aquí?, ¿serían acciones de los demás infiltrados por la policía, aparte de Castro Antipan?, ¿quién puede probar que esta no es una nueva operación de inteligencia para seguir acusando a mapuches?. Si Castro Antipan declaró que carabineros sabia con antelación de ataques y aun así no los evitaba, entonces ¿por qué no podemos dudar que la DIPOLCAR pudo haber salvado al matrimonio de los Suizo-Alemanes?. Además se le acusa de encubrir a culpables que la justicia no conoce, es natural que primero vean quien es el culpable y luego busquen encubridores. Como dice Franz Kafka en su libro Ante La Ley son “Unos artista del trapecio – como se sabe, este arte que se practica en lo alto de las cúpulas de los grandes circos...” en efecto, este no es más que un show y los políticos y fiscales son los artistas.

...aceptar una sistema injusto te hace cómplice de su maldad... y La cobardía donde quiera que exista engendra violencia y de la muerte de los justos somos todos culpables”. Me recordaba de esta frase de Lasarte al extrañar el alza de voz de algunos lideres mapuche.

Diego Ancalao G.

viernes, 14 de febrero de 2014

El Infiltrado en el movimiento Mapuche, caso de corrupción política del Estado de Chile.


Al ver las declaraciones de Castro Antipán, el “mapuche” infiltrado por Carabineros en el movimiento mapuche el año 2009, es como ver las películas de conspiración de USA, pero esta no es una película, es una triste realidad. Pero ¿cuál será la mano que mece la cuna? Al parecer son varias: El poder Ejecutivo, Ministerio Público, fiscalía, policía y la Agencia Nacional de inteligencia.

Cuando muchas voces acusaban operaciones encubiertas, montajes y auto atentados de la policía y fiscales, algunos fiscales insistían en que el mapuche es terrorista, la policía que son delincuentes y los políticos declaraban que era un problema de seguridad pública y que había que combatir la delincuencia. Algunos decían que eran declaraciones hippies que no superaban la ficción, uno de esos era Pérez Yoma, quien operaba para el Gobierno de Bachelet.

No es casualidad que la historia de Castro Antipán como infiltrado en el movimiento mapuche ocurra desde el 2007, año en que milita en la red de apoyo CAM, 2008 detenido supuestamente en regimiento de Coyhaique por robo de munición de guerra, 2009 en adelante comienza trabajo de informante infiltrado en acciones de resistencia. Este tipo de acciones de inteligencia siempre tienen un responsable político, por ende, las preguntas lógicas son ¿quién era el Presidente (a) en ese momento?, ¿quién era el ministro del interior y el subsecretario del interior?, ¿quién era el intendente y los gobernadores de Malleco y Cautin?, y finalmente ¿quién era el fiscal regional y el capitán de carabineros? , preguntas obvias ya que todo esto fue una operación con financiamiento con recursos públicos. Y la responsabilidad política le corresponde al Presidente de la república de la época, los carabineros no se mandan solos.

Qué duda cabe, los servicios de inteligencia y la policía tienen en ejecución un plan político y judicial que va más allá, este es solo la punta del Iceberg de un programa que busca silenciar al mapuche y descabezar la dirigencia, satanizando y subyugando a todo un pueblo bajo la consigna “los terroristas y delincuentes son los mapuche”. Claramente el método es judicial y las herramientas son leyes para condenar y en ese campo entran a operar algunos fiscales que terminan haciendo un verdadero ridículo tratando de imputar cargos a personas inocentes con testigos falsos, negociados y pagados.

Todo esto no solo atenta contra el debido proceso que ampara una ley injusta, como la ley antiterrorista, sino que nos muestra el nivel de corrupción política que tiene el Estado de Chile, en el que llega a contratar, pagar e infiltrar civiles, con la venia de la fiscalía, la policía y el poder ejecutivo, para obtener ventajas ilegitimas en procesos judiciales.

Castro Antipán declara haberse infiltrado y convertido en informante porque carabineros le ofreció ayudarlo en un proceso pendiente con la justicia militar. Pues bien, Corrupción de acuerdo a la RAE se define como: “La acción y efecto de corromper o sobornar a alguien”, por lo tanto, carabineros cayó en corrupción ¡qué duda cabe!. Pero no solo carabineros, sino también el poder político; ministerio público y ejecutivo. En efecto, Corrupción política es el mal uso público (gubernamental) del poder para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente secreta y privada, por esta razón se puede hablar de corrupción del Estado de Chile en estos casos.

Pero ¿quién es Castro Antipán? Hoy en algunos medios es definido como un Yanacona, un traidor del pueblo Mapuche, alguien que esta dispuesto a vender a un hermano con el fin de lograr su bienestar personal y comienza a ser una especie de funcionario o agente del Estado, para delatar y hacer montajes que permitan acusar inocentes. 

Pero este es solo el primer ladrillo del derrumbe del edificio de mentiras que han levantado porque ¿cuántos Castro Antipán aún siguen trabajando en ese plan? Se sabe de algunos pagados por el Ministerio Social, ¿cuántos fiscales, políticos y policías están en esta red de corrupción?. Qué será lo que nos espera en este nuevo gobierno de Bachelet, hay malos recuerdos de su gobierno anterior en cuanto a los asesinatos de Matías Catrileo y Mendoza Collio. Si en ese gobierno se priorizó el control del pueblo mapuche cómo será lo que viene ahora y bajo qué forma. ¿Cuántos Castro Antipán pondrá en los servicios públicos claves, como CONADI, gobernación o intendencia?, por ahora, el pueblo mapuche como el no mapuche merecen una explicación.

Diego Ancalao G.


             




martes, 11 de febrero de 2014

Desconocimiento y Opresión al Pueblo Mapuche.




El último levantamiento de Gerónimo y los Apaches fue por que mataron a su chamán. Me recordaba de esto a propósito de las declaraciones intelectuales del abogado querellante del Machy Celestino Córdova, emitidos por el Diario Austral Temuco el Domingo 9 de febrero de 2014.

Me llamo la atención su declaración: Sería un mentiroso si dijera creer que Celestino Córdova es un Machy, debe tener grandes argumentos dije, y agrega: Es raro... ver un machy que se deja fotografiar y es extraño el atuendo que usa, por que esas plumas de Choique (Ñandú) acá no existen”. Dios mío, dije, es increíble el nivel de analfabetismo sobre la cosmovisión Mapuche, es probable que el abogado crea que el título de machy se saca en la universidad, para su sorpresa le informo que el don de machy viene por sueños o heredad y la sabiduría proviene de la preparación de otra machy y no, de una sala universitaria.

¿Qué tiene que ver su titulo ancestral y espiritual con una fotografía que le toman donde hay fotógrafos, más si el caso es cubierto por la prensa? Distinto es cuando estas en un Machitun y las plumas de Choique, sin insultar el alto vuelo intelectual del letrado le cuento esa es un ave que se encontraba aquí a la llegada de los españoles y considerando que el pueblo mapuche ocupaba zonas más amplias que la Araucanía, es natural que nuestro pueblo venere a esta ave con la que compartía, por lo mismo, el baile del Choique, el cual para su sorpresa es de antes que Chile se constituyera como Estado en territorio Mapuche. Entonces, ¿por qué un Machy no usaría ese tipo de distintivos? Ante la ignorancia del abogado por las plumas me queda claro que el tener un titulo universitario no te quita el que sigas siendo un ignorante... No veo necesario pedir permiso al poder judicial para vestirse según su cultura, es más, no veo por qué el machi debe tener la aprobación de un caballero que no conoce las tradiciones y significados propios del pueblo mapuche.

Agrega: “...Yo lo considero un weichafe...porque así lo llaman sus cercano” es preocupante no saber que se puede dar un weichan (lucha) espiritual o terrenal, por lo tanto, un guerrero en ambos mundos aún que no lo quiera el señor querellante se traduce al mapudungun como weichafe. Señor letrado, no es un delito ser weichafe, ojalá nazcan más, tal vez concluya que dicha afirmación sería un peligro para Chile, como decía Toro Sentado es todo lo contrario: “El guerrero no es alguien que pelea, no tiene el derecho a tomar la vida de otro. El guerrero para nosotros, es aquel que se sacrifica por el bien de los demás. Su tarea es cuidar a los mayores, a los indefensos, a aquellos que no pueden hacerlo por su cuenta y por sobre todo a los niños, el futuro de la humanidad.” lejos de ser un peligro es un bien.

Dice que encontraron a Celestino “con una linterna pegada al cuello”, eso le hace pensar que andaba en algo malo. Menos mal no lo encontraron con un crucifijo colgado al cuello, porque ahí es probable que su astucia lo hubieran hecho acusar de andar crucificando a Jesús.

Se comparte lo triste de la muerte de personas en condiciones trágicas, tanto en el caso de los Suizos-Alemanes, como el de cualquier persona con apellidos desconocidos y de cualquier condición social u origen. Lo que es imposible compartir es culpar y discriminar a personas mapuche donde el principio de inocencia no se considera y se le trata como delincuente condenado ya por la opinión pública debido a las declaraciones de fiscales y sin debido proceso aplicando una ley antiterrorista de Pinochet, que es un código injusto que no está en armonía con la ley moral de Dios, busca poner lo legal sobre lo justo, por lo que no hay que olvidar que todo lo que Pinochet hizo lo legalizo, esto es sin duda la legalización de la injusticia.

Diego Ancalao G.